La muñeca embrujada

Había una vez una niña que tenía una muñeca, pero lo que ella no sabía era que los botones de sus ojos venían de un malvado asesino. Todas las noches salía a elegir a sus víctimas y la víctima de esta noche era su mamá a quien le cosería los ojos malignos.
Y poco a poco se los fue cosiendo a su cara pero antes de que terminara ¡llegó el papá! Y el papá la mató. Claro, a la muñeca, así nunca se volvió a saber de ella.

Delfina Chismak, Azul Denaro y Tania , 8 años.